Kemonito y el bullying; sus padres lo fortalecieron

    0
    8

    Kemonito vivió, sufrió y venció el bullying en alguna etapa de su vida. El apoyo de sus padres fue fundamental para que no le hiciera daño y lo viera de otra forma. Para él, la envidia de las personas se llama bullying. Por otro lado, se ha ganado el respeto y admiración de los aficionados, su alegría y sencillez entre sus virtudes.

    Hablando de México porque en todo país hay. Hablando de México siempre ha habido bullying. De chico lo viví y lo sufrí hasta cierto modo. Lo viví por mi tamaño, me hacían a un lado, me rechazaban o equis. Lo viví poco porque mis padres me enseñaron que porque yo estaba chiquito nada me iba a detener, tenía brazos, piernas, sabía pensar, ¿qué me detenía? Eso me ayudó a que el bullying no me hiciera daño porque lo empecé a ver de otra forma. La envidia de la gente se llama bullying porque uno, sea como sea, tiene que pensar y las personas que hacen bullying son gente que no sabe pensar”, indicó en entrevista para Excélsior Digital.

    Con 43 años en la lucha libre, el originario de la Ciudad de México afirma que el único impedimento está en la cabeza para lograr lo que se quiere y se necesita.

    “Mi vida me ha enseñado que todos, no hay excepción de personas de ninguna forma, todos podemos salir adelante, tener lo que queremos, lo que necesitamos. No porque tengamos baja estatura, o no tengamos una pierna o un brazo o estemos gordos, no hay impedimento. Siempre he dicho que el impedimento está en la cabeza porque es uno donde dice ‘ah no, me da miedo, mejor me voy’. No, aquí siempre vamos a enfrentar los problemas, pero hay que saltarlos. ¿Cómo? Echándole ganas”, dijo.

    Fuente: Excélsior

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí